Ventajas web oficial
Tlf. +34 958 03 94 00
  • slider-revolution-1
  • slider-revolution-2
    VACACIONES EN FAMILIA
    UN 5% MÁS BARATAS
  • slider-revolution-3
    DISFRUTA DEL EXTERIOR:
    PISCINA CLIMATIZADA Y JACUZZI
  • slider-revolution-4
    CONOCE NUESTRAS HABITACIONES
    SIÉNTETE COMO EN CASA

Reservas

Reserva ahora

RESERVA AL MEJOR PRECIO

Descubre las ventajas de reservar en nuestra página web oficial aqui

Reserva ahora

mejor precio garantizado

  • Habitación 1
¿Necesita ayuda con su reserva?
Llámenos : +34 951 204 074
Pago directo en el hotel
Reserva 100% segura
Sin gastos de gestión
noticias
10.09.2019
La mar de Almuñécar, refugio e inspiración milenaria
Con el paso de los años, la naturaleza ha pasado a un segundo plano. La vida de los lugares y pueblos esconde el sudor de los labriegos, campesinos y marineros. Lo cierto es que, sin ellos, nuestra vida sería sencillamente imposible. La mar y la tierra han estado presentes en nuestra historia desde siempre, salvándonos de las epidemias y de las crisis. En el Hotel Victoria Playa estamos muy agradecidos a esa generosidad de la naturaleza, porque gracias a ella, muchos de los que estamos aquí, podemos contarlo. Ha llegado, por tanto, la hora de que seamos nosotros quienes contemos lo que la historia esconde, lo que resuena en las olas de la mar de Almuñécar, lo que aún se cuenta en los bancos de la Carrera de la Concepción, donde las personas mayores se reúnen para charlar.

El gran poeta gaditano recordaba la mar con nostalgia siempre:

El mar. La mar.

El mar. ¡Sólo la mar!


¿Por qué me trajiste, padre, 
a la ciudad? 

¿Por qué me desenterraste 
del mar?


Si has estado en Almuñécar, seguramente que te has acercado alguna vez a ver el Puerto Deportivo de Marina del Este. Pero también habrás caminado por el Paseo de San Cristóbal y te habrás topado con una gran cantidad barcos que duerme en la playa, boca abajo, esperando a su siguiente entrada en el mar. Muchas de esas embarcaciones pertenecen a familias marineras centenarias. Los nietos y los bisnietos saben cómo las aguas de nuestro pedacito de mar mediterráneo han quitado mucha hambre a lo largo de nuestra historia. En tiempos de cartillas de racionamiento, de sequías, la mar siempre estaba ahí: no solo como un paisaje precioso y relajante, sino como una madre que provee y se revuelve para hacerlo. Para manteneros vivos.

El mar de Almuñécar en la historia

Todas las familias tienen en su casa una historia donde un mar o un marinero le salvó la vida. A veces, en forma de pescado; otras, en forma de faena en la mar; otras, con las mujeres cosiendo redes en la orilla, en las faldas de la madre; quizá también limpiando pescado… Son miles las posibilidades y pocas veces las que recordamos la victoria de la mar de Almuñécar.
Pero eso no es todo. También libró a generaciones enteras de enfermedades ligadas a la falta de higiene. Las casas, sin agua dulce, rodeadas de ríos si agua, carecían de tuberías y grifos que nos limpiara la piel de los sufrimientos del día. Para eso, teníamos la mar.
Los trabajadores y jornaleros se lavaban en el mar y se secaba en la orilla, junto a otros compañeros, con los que charlaban y se contaban los estragos del día. Probablemente más de una letra de flamenco jondo brotara de la sal de las gargantas de aquellos hombres que solo se tenían a sí mismos para sobrevivir, ayudados con lo que la vida les daba: la naturaleza y la gente, que no era gente, sino familia. En época de escaseces todos aprendimos de la mar que “aquí todo se comparte”.
Desde allí, iba los mozos a ver a las mozas, con la piel escamada y oliendo a salitre. Se dirigían a conquistar a sus novias, con la misma fuerza con la que habían conquistado el día. Trabajo, sonrisas, requiebros y un cante. Y mucho futuro: planes, planes, planes, con los que fantaseaban las mozas y los mozos. Ya no pensaba en comer: el mar y la tierra les habían quitado el hambre. Libres de hambre, solo queda tiempo para el futuro que les había devuelto la mirada al horizonte, “¿qué hay más allá de esa línea?” Solo había una respuesta posible: la fantasía compartida, nunca la caída.

El mar de Almuñécar, una inspiración para los sexitanos

Aquellos hombres y mujeres eran nuestros abuelos y bisabuelos, o nuestros tatarabuelos. No importa. Todos supieron vivir de frente y de pie. Agarrarse a la mar y a la tierra. A sus novias y a sus madres. A sus maridos y a sus padres. Lo único que tenían, lo único que necesitaban. Gracias a ese aferrarse a la vida, a quedarse aquí, siempre, hoy familias como la del Hotel Victoria Playa puede seguir soñando y fantaseando. Es una deuda que tenemos con la mar y nuestros antepasados: desde los romanos hasta los más cercanos.
Cada uno de nosotros sabemos que trabajamos en un proyecto familiar, que empezó a casi cien años, durante los cuales la premisa siempre ha sido la misma: hacia delante, por Almuñécar, por el futuro. Desde aquí trabajamos, sin parar de soñar el siguiente paso, para poder darlo después.
Conformarse no es una opción, ¿acaso el mar no continúa siendo mar, a pesar del plástico con el que los ahogamos? El mar acepta las condiciones y lucha por su vida, por la nuestra. Habla con nosotros, expulsa lo que no quiere, se calienta cuando no lo esperamos, apenas se enfría. Si él lucha e imagina soluciones para brillar más, si “José Andrés Fernández, nuestro capitán, ha querido continuar el legado de lucha y superación de sus padres, el equipo del Hotel Victoria Playa hace lo mismo. Nos levantamos cada mañana con una sola pregunta en la cabeza ¿qué podemos hacer para mejorar la vida de la gente? Y cuando la idea no surge, nos asomamos al horizonte y escuchamos su llamada.

El mar ha sido alimento, motor y compañero de juego de todas las almas de Almuñécar o que han venido a Almuñécar. Eso es lo que queremos hacer en el Hotel Victoria Playa, con tu ayuda, para ti. Estamos deseando recibirte, atenderte, ayudarte a relajarte, a darte el olor del mar y a escucharte. El nuestro es un compromiso más hondo y solido que los cimientos de un edificio, porque procede de lo más majestuoso que tenemos: el mar y el cielo. La hermosa línea por donde entran todos los sueños. Nosotros los recogemos, ¿quieres uno? Siéntate y escucha…

Reservas

Reserva ahora

RESERVA AL MEJOR PRECIO

Descubre las ventajas de reservar en nuestra página web oficial aqui

Reserva ahora

mejor precio garantizado

  • Habitación 1
¿Necesita ayuda con su reserva?
Llámenos : +34 951 204 074
¿Necesitas ayuda? ¡Te llamamos gratis!
¡Te llamamos gratis! x

Déjanos tu nombre y número de telefono y contactaremos contigo lo antes posible

Muchas gracias, en breve un agente le contactará.